La mala madre. Por Cayetana Alonso

Pablo Picasso, Madre e hijo saltimbanquis, 1905

El niño no come tanta mierda como me gustaría porque cuando lo hace le duele la tripa y no puede jugar su partido y su padre se enfada porque el niño tiene que jugar el partido. Si acaso le doy los lunes porque juega los sábados y para cuando llega el entrenamiento del jueves ya se le ha pasado casi. 

Si los miércoles el niño viene del colegio y me abraza la cintura y me pregunta un millón de veces qué vamos a cenar, entonces ahí no aguanto y el niño come mierda aunque tenga entrenamiento al día siguiente. El jueves, como al niño le duele la tripa, no entrena, y su padre me llama mala madre, y el niño me abraza la cintura más fuerte, me pregunta dos millones de veces por la cena y no me deja comprobar a ver si tiene los deberes hechos, así que me harta del todo y come más mierda.

El niño el sábado no va al partido y su padre y yo hablamos en nuestra habitación. Él me dice que como le vuelva a dar mierda la vamos a tener, y yo que no me grite, y él que no le grite yo a él, y es verdad que grito mucho. Me pide que me vaya, cojo mi mochila con mierda y me voy. Fuera en la calle me como la mierda del niño y el lunes me deja volver. 

Cuando el niño entra a sacar su pito de niño que come mierda en el váter mientras me estoy duchando, le pido que no se vaya aunque termine. No es tonto y sabe que le voy a dar mierda una vez fuera de la ducha, así que corre y se lo dice su padre, y no me queda más remedio que darles mierda a los dos aunque el niño se pierda dos partidos seguidos.

Cayetana Alonso nació en Madrid en 2006. Comenzó a escribir cuando las chicas de su clase dejaron de hablarle. Ay, tendré que buscarme otros amigos, entonces, pensó, y fue a por un boli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *