Sexo, divino tesoro: una entrevista con Raúl Dap a propósito de «Coram Divinis»

«Coram Divinis», Raúl Dap 

Raúl Dap (Alicante, 1978) es un fotógrafo que no podría pasar desapercibido a gran parte de la facción Canibaal, su obra descarada, experimental y sincera supone en muchos momentos otra vuelta de tuerca al desnudo artístico, sobre todo femenino, y la fotografía erótica más explícita. Nos hemos visto reflejados en un ojo abierto en el interior de una vagina en blanco y negro, con la perturbación todavía en una mirada exenta de parpadeos nos acercamos a este artista, a propósito de su última exposición «Coram Divinis» que se puede ver todavía en la sala Übik de Valencia.

dap

¿Qué es «Coram Divinis» y qué significa en relación con tu trayectoria artística?

RD: Coram Divînîs es una exposición de +150 prints que representan un resumen de mi porfolio actual, que abarca desde el desnudo más sutil y manierista hasta el hardcore puro. Esta mirada atrás no hago otra cosa que exponerme frente a lo que mi trabajo refleja: una mujer libre que se desnuda porque quiere. Después de 8 años haciendo este tipo de fotografía, uno no puede más que rendirse a aquello que en cierta manera ama. Coram Divînîs significa “frente a lo divino”, y lo divino es esa expresión de libertad y voluntad.

Raúl Dap: Autorretrato

Raúl Dap: Autorretrato

¿Es difícil decir algo nuevo en la fotografía erótica, pero lo cierto es que un gran número de tus últimas fotografías, consiguen sorprender al espectador? ¿Cuál es el proceso intelectual, imaginativo, etc., de tu trabajo? ¿Qué parte ocupa en relación con los apartados más técnicos de tus fotografías? ¿Qué parte es puramente intelectual y qué parte técnica?

La técnica es algo que se aprende. Una vez la consigues manejar, ya puedes utilizarla para conseguir uno u otro resultado, adaptarla a las vicisitudes con las que te encuentras a la hora de trabajar. Estas vicisitudes en mi trabajo no sólo dependen de factores externos como pueden ser el entorno, la luz de la que dispongas, el tiempo, etc, sino que es una variable constante: cada persona con la que trabajo es un mundo y te adaptas como puedes para empezar a obtener resultados. El proceso mental es muy fuerte y hasta cansado. Estas cosas muchas veces no se aprecian, pues estamos más acostumbrados a ver el desnudo de una manera muy comercial. Yo muchas veces traslado la cuestión a cada persona: ¿bajo qué circunstancias te desnudarías tú de una manera tan explícita y sin un personaje a mano con el que maquillar tu desnudo? Pues ese es mi trabajo antes de cada set de fotografías, ese esfuerzo invisible que hace posible cada fotografía, porque las personas con las que trabajo, además, no son modelos ni aficionadas al modelaje.
El proceso se basa en tener naturalizadas las cosas que quieres hacer, jugar con ello sin intenciones ocultas.

rd

¿Qué puede decir el cuerpo que no se pueda expresar con las palabras?

Creo que mucho y de muchas maneras. Además los gestos, la forma de moverse y/o colocarse, no suele engañar, cosa que no pasa con las palabras. A veces nos pasa que nos encandilamos con las palabras o prejuzgamos a través de su lectura sin conocer a alguien, hasta que el cara a cara lo pone todo en su lugar, tanto para bien como para mal. La mejor medicina: hacer por conocer a ese alguien.

¿Raúl, cuáles son tus próximos proyectos?

Tengo un proyecto abierto desde 2014 para 18 fotos que va a tener en total. De momento me reservo su concepto a ver si consigue avanzar un poco y cuando prácticamente ya lo tenga terminado, a lanzarlo y a ver si vuela.

Por otra parte, ahora estoy sacando a la luz toda esa fotografía que también he hecho (y sigo haciendo) al margen del desnudo. Una fotografía de autor, en blanco y negro, con la que identificarse muy fácilmente, sin pretensiones, como es todo el grueso de mi trabajo. Me he creado una cuenta de Instagram exclusiva para esta parte de mi trabajo (con la erótica ya me han cerrado dos cuentas en esa plataforma).

rdp

El próximo número de la revista Canibaal tiene como doble leit motiv, «Arquitectura y Terror» y solemos acabar estas entrevistas breves preguntando por un listado que dé cuenta de la sensibilidad, tanto estética, como social del entrevistado ¿cuáles son las 10 cosas, problemas, construcciones, animales, lugares, ideas, etc. que te vienen a la cabeza cuando piensas en ambos términos?

Así rápido se me ocurre, y sin este orden en concreto:

- la censura, con su arquitectura invisible;

- el Congreso de los Diputados;

- una tela de araña, que aunque puede causar terror a muchos, a mí me parece maravillosa;

- una mente perversa, con una arquitectura que pese a sostenerse con poca base, puede dar pie a algo terrorífico;

- Matrix, el concepto;

- ¡La Estrella de la Muerte!

- las iglesias, vistas como un símbolo de poder, y a la vez caja fuerte de inconfesables secretos;

- el brutal imaginario de H. R. Giger ♥;

- un clásico: una casa antigua abandonada;

dapr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>