Tres poemas de Guillermo Rebollo Gil

Amigos

A y yo tenemos un ejemplar de Formas de volver a casa de Zambra, 
firmado por el autor “en Valparaíso.” A Zambra lo pillamos 
en Arecibo fumando, minutos antes 
de escucharle hablar en un panel 
sobre cine y literatura. 

Lo de Valparaíso, explicó, 
era para que nuestros amigos pensaran que estuvimos “en alguna parte.” 

–¿Y si no tenemos amigos, cabrón?–
consideré responder en defensa de la patria. 
Pero eso tampoco es cierto. 

De hecho, 
quedaron todos muy impresionados 
con la noticia de que Zambra es pana.

Ars 

Esta es la especie de poema que yo mejor sé hacer—
Esta especie de poema es el título de una antología de Retamar. 

Lo cierto es que son dos especies distintas. 

Los poemas de Retamar son sobre la vida en Cuba. 
Yo recién aprendí esto sobre el cubismo: 

“que era una pintura compuesta por pequeños cubos.”

Rules for writers

Stephen King recomienda escribir 
en la mañana, tomar 
una siesta a la tarde, mirar 
el partido de los Medias Rojas
por la noche. 

Sugiere una meta 
de dos mil palabras 
diarias sin un solo día 
libre durante tres meses.

Escuchar música ayuda. 

Esto es si quieres escribir 
una novela. Para hacer poesía
basta con escribir ¡auxilio!

Guillermo Rebollo Gil (San Juan, 1979) Poeta, sociólogo y abogado. Escribe ensayo, poesía y crónica. Es autor de los libros Writing Puerto Rico: Our Decolonial Moment (Palgrave, 2018), última llamada (UNE, 2016) y Todo lo que no acontece igual (EEE, 2015), entre otros. La editorial española Ediciones Liliputienses publicó una selección de su poesía bajo el título informe de logros: poemas 2000-2019. Como traductor, ha colaborado en los poemarios i’ll trade you this island/ te cambio esta isla (Aguadulce, 2018) de Cindy Jimenez Vera y Recetas naturales para el mundo fenomenal (Aguadulce, 2017) de Sommer Browning. Es papá de Lucas Imar y compañero de Ariadna Michelle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *