Poemas de Lucía Muñiz

1.En la feria del mercado de la carne

En la feria del mercado de la carne

se anuncian deportistas con bíceps musculados,

rubias inteligentes y grandes senos.

En la feria del mercado de la carne

también se venden idealistas,

gafapastas, clase media a precio de mercado,

dotes y dones, maneras de divo en portadas del Glamour,

fotografías idílicas, pensamiento intelectualoide.

En la feria del mercado de la carne

no se admiten mordiscos sin maquillaje,

ni ojeras sin sueños,

no hay besos para una sonrisa manchada,

sí filtros en camisas gastadas,

rojo carmín.

En la feria del mercado de la carne

todos parecemos la versión reemplazable 1.0

de algo que no somos,

ni necesitamos llegar a ser.

 

2.

 

Si alguna vez me duermo

deja caer la noche

como una niña deja caer su máscara 

y ama el miedo de mi mirada,

que es amor de ceniza en los ojos.

Si alguna vez me duermo

no digas a nadie que mi voz ha muerto

o que todos los gestos del silencio

tienen la forma de mi caída

solo apoya un cuchillo

en los labios de mi nombre

y dime con qué mano

se apacigua al olvido.

3.

Tengo en las uñas sangre, mamá.

Sangre de las mujeres que sí blasfeman

y gimen por placer,

que escupen en el suelo del paritorio

y en el santo sudario

de algún dios hecho, cómo no,

en cuerpo de hombre

y en lo que una mujer a día de hoy

aún debe escuchar que es,

porque una mujer no es violada

en España cada ocho horas, mamá

una mujer no es maltratada,

no aparece desnuda en carreteras

no ha limpiado con su vida

el suelo de las que vendrán.

Pero debes saber.

Debes saber, mamá

que si hoy una mujer

grita a la tierra

ésta también sangra

y tiembla la carne del mundo.

 

Lucía Muñiz

Lucía Muñiz, 1990 (Oviedo, Asturias). Por su temprana afición a la lectura, reconoce haber luchado en su infancia, como tantos otros, en la pequeña revuelta nocturna de «Los cinco minutos más».

Lectora por vocación, ahora (y siempre) escribe por necesidad, atacando de manera irónica, drástica y mordaz el reflejo de una realidad con la que no siempre estamos conformes. Dentro de sus referentes literarios podemos encontrar a Alejandra Pizarnik, Jorge Luis Borges, Cristina Peri Rossi, Rainer Maria Rilke, Idea Vilariño, Alfonsina Storni o Eeva Kilpi, entre otros.
 
Autora del blog Pu(N)tos Descosidos, os anima a que paséis a saludarla.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *