Poemas de Gabriel Grijalva

«Allí está Minos», La divina comedia (Inferno, canto V, línea 4). Ilustración de Gustave Doré.

El demonio Caronte cruza las almas al infierno. Minos está, en la extrema derecha, envuelto con la cola en forma de culebra y con orejas de asno.

Ojos desorbitados

Brazos alzando

Remos

Remos que se convierten

En la expresión vibrante

De golpe certero

Garras que se aferran

A madera tambaleante

Cuerpos apilados

En el pánico ocre

Luz que se derrama

En músculos

Bailando matizada

En gritos confusos

De pavor

Que busca tu garganta

Alas esquirlas

Demoniacas y poseídas

Por una furia

Por violencias instantáneas

Que nutren la aridez

Mas constante

Y tibia

La aridez constante

De planeta inhabitable

La aridez creciente

De rostro condenado

A expresar catástrofe

Vértigo en gargajos esmeraldas

De infección que se descontrolada y aniquila

Bacteria que carcome

Hueso y piel

Cancer que te crece

En las entrañas

Cancer que te come

En las entrañas

Florecer potable

De caverna acuífera

Filtro donde se ahoga sexo

Con el homicidio

De hombres mosca

Me persiguen abejas

Escupo la palabra

Vomito la palabra

Disparo la palabra

Muerdo la fugacidad

Del labio

Voy de un negro intraspasable

A un blanco enfermo

Engangrenado aire

De blanco cruel

Donde se erigen

Cerebros furiosos

Cerebros iracundos

Cerebros anticuados

Habituados al germen

Dañino de la calamidad

Que roen

Que crujen

En avalancha

O tsunami obeso

A la hora atroz

De retirada asesina

Donde rojos

Sanguinarios dibujan

La calamidad estornudaba

Por el tabique

De guerra

Que florece

En el orificio

Penetrado de perdido

Proyectil

En segundos anorexicos

Cielo subterráneo

Mirada de sauce abierta

De planeta Rompiendo

Rasgando Su ozono

Extraviado

Caduco

Adicto

Una nube se cierne

Colosal

Se abrazan acosados

Por el miedo

El rostro deforme

Acido y amargo

De roedor mercenario

Crece la violación

COLES INTRANTES ANO EST

Arte que el espectador

Gesticula

En sus facciones

De espectador sísmico

Segundos después

De explosiones atómicas

Piel invernal

Dibujo

Catástrofe en proporciones áureas

Dibujo

Inflamado en perspectiva decadente

Alas que desgarran aire sofocado

Al abrir su cuerpo de plumas

En el vuelo

Enjambre de avispas

Para el ojo

Que clava su desnudez

Asquerosa y tuerta

Su bizca desnudez

De carroñero ojo

Que lee apenas

Sus primeros trazos

Arrugados

En la aflorada cumbre

Del trote de este párpado

 

Gabriel Grijalva, 1992 Sonora México. Técnico en impresión y maquetación. En junio 2018 publicó Fotografía Blues en la ciudad Magdalena, Sonora. Es editor de textos poéticos. Ha colaborado para la revista franco-latinoamericana Resonancias.org 07 agosto 2018. Ha colaborado para la revista Antagónica noviembre 27 2018. En actualidad trabaja para el proyecto Pirotecnia Editorial y trabaja en poesía dirigida a público infantil y juvenil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *